Mis Actividades‎ > ‎2003‎ > ‎

Interés creciente en las Jornadas Micológicas de Veruela (junio2003)

Se celebraron las jornadas Micológicas de Veruela Primavera 2003 como estaba previsto y con gran éxito de asistencia, sobre todo el domingo, así como de especies fúngicas, que dadas las condiciones climatológicas en España en estas fechas no auguraban estos resultados tan sorprendentes, de conseguir exponer 60 especies recogidas exclusivamente en el Moncayo.

Tras la presentación y conferencia en Zaragoza de Domingo Blanco, me trasladé el viernes a primera hora al Moncayo, donde juntamente con mi amigo y micólogo Miguel Torrejón nos recorrimos los diversos hábitats recogiendo muestras, fotografiándolas, haciendo ficha y exicata para herborizar. (Solamente hemos herborizado las especies encontradas por nosotros, por tanto no de todas las expuestas)


Por la tarde acudieron a mi charla en Vera sobre “las setas de primavera en el Moncayo”, micólogos de Valencia y Albacete ya conocidos de otras ocasiones (Pepe Alvarez y Antonio Rodriguez, con 8 compañeros mas) además de bastantes aficionados de la comarca. Al final llegó Jorge Hernanz, jacetano de Madrid, con el que ya contábamos como colaborador.

El sábado seguimos visitando otros hábitats hasta mediodía, fotografiando cosas curiosas. Por la tarde recepcionamos las especies de los aficionados y efectuamos su determinación para la exposición.


La charla de Miguel Torrejón sobre sus experiencias con la trufa y truficultura tuvo mucho éxito y hubo que cortarla porque las numerosas consultas e intercambio de información la hacia interminable.

El domingo se expusieron, en un marco extraordinario, las 60 especies de las 80 que aproximadamente pudimos localizar pero que por su estado no aconsejaban su colocación en ella. La asistencia fue muy numerosa, calculamos que pasarían unas 600 personas, a pesar de que Veruela, para el que no lo conozca, está separada de las pequeñas poblaciones que la circundan. La más próxima es Vera a 2 Km.


No menos aceptada fue la degustación gratuita de setas y vino ofrecidos por el Restaurante Txoko de Zaragoza y la D.O. Campo de Borja. Se ofrecieron mas de 300 bandejas que contenían 3 tapas de setas cada una y 1 vaso de vino, que fueron satisfactoriamente apreciados por los concurrentes, siendo felicitados por el resultado.


En nuestra estancia enVeruela pudimos apreciar también el buen hacer coquinario de dos jóvenes cocineros que regentan el restaurante Molino de Berola y que trabajan platos bien elaborados con las mejores setas: Boletus, Morchellas, Amanita caesarea, etc., algunas recogidas por uno de ellos. También paladeamos los buenos vinos de D.O. Campo de Borja, en especial uno que guarda mucha relación con nuestra afición: Coto de hayas.

También disfrutamos de una casa rural donde teníamos además de otras cosas de interés, un pequeño recinto acristalado que nos sirvió de “invernadero” o mejor, secadero de las exicatas recogidas.

Lo más importante para mí, además del éxito de las Jornadas, es la relación de amistad conseguida, de lo que saldrán proyectos no muy futuros.

Y de lo que todos los aficionados pudieron disfrutar es de la maravilla extraordinaria que es el Moncayo y del marco incomparable que nos ha brindado el magnifico Monasterio de Veruela, bien restaurado.

Lástima de estar en obras de ampliación el Museo del Vino que allí se ha ubicado por la D.O. Campo de Borja.

Algunos visitante han podido disfrutar también del encanto de los pueblos que lo rodean y sobre todo de Tarazona, Ciudad Mudéjar, capital del Moncayo, una maravilla por descubrir para algunos, donde además de sus encantos arquitectónicos puede disfrutarse de otros gastronómicos como la “Sinfonía de setas del Moncayo” que ofrece el restaurante Las Brujas de Becquer.