Por el Valle del rio Aragón

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Partimos de Jaca por la carretera (N330) en dirección a Canfranc y tras pasar por el puente de Torrijos, alcanzamos Castiello de Jaca. Desde El Mesón tomamos la pista forestal de la Garcipollera, que siguiendo el cauce del río Ijuez nos lleva hasta el fondo del valle, donde podemos admirar la ermita románica de Sta. Mª de Iguacel. La Garcipollera es Reserva Nacional de Caza, donde abundan los ciervos, que pueden observarse sin dificultad ya que bajan a los prados de la orilla del Ijuez. Se expropiaron sus pueblos y hoy solo se encuentran habitados Bescós y Villanovilla por gentes foráneas, incluido algún famoso torero, que han rehabilitado y construido nuevas viviendas y mejorado la línea eléctrica. También un albergue.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                                   
                        Pinturas de Santa Mª de Iguacel                                           Jaca y valle del Aragón

Entre sus pinares puede encontrarse fácilmente Lactarius deliciosus o Rebollón y en sus choperas Agrocybe aegerita o Seta de chopo.

Volviendo a Castiello continuamos nuestro itinerario desviándonos hacia Aratorés, para ascender por una antigua pista militar que parte de la cima del collado y que tras 12 Km. de un recorrido espectacular a caballo entre el valle de Borau y Aisa por un lado y por el otro el valle del Aragón, llegamos hasta un antiguo refugio militar (López Huici), hoy utilizado por los pastores de Borau.

Panoramica desde Bisaurin, Sierra Bernera, hasta Aspe y Lecherines, con circos de Aisa desde la pista de Las Blancas

Bosques de quejigo (cagico), Pinus sylvestris, Abies alba (abeto) y extensos pastizales, nos permiten encontrar diversas especies de setas, como Hygrophorus marzuolus o Seta de ardilla, Calocybe gambosa (Isón) Morchella cónica (Morrongla) y Gyromitra gigas, seta tóxica, en primavera y Rebollón o Fongo royo, Boletus, Suillus, etc. en otoño. En verano abundan los Champiñones como Agaricus albertii y Macrolepiota procera o Parasol. También gran variedad de flores.

Para hacer este recorrido en coche es necesario disponer de un permiso, pues el acceso está restringido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
               

Abetar de la fuente del Paco de Villanua                      Fuente del Paco de Villanua

Otra ruta muy interesante es la que partiendo de Villanúa nos lleva a la Fuente del Paco (Paco en el Pirineo es una zona boscosa húmeda).Por una pista en mal estado para coche normal, que pasa por el Albergue atravesamos el barranco, llegando a un cruce de caminos donde está indicada la dirección de la Fuente (a la iqda se va hacia Collarada por pista en muy mal estado y además es necesario disponer de permiso).

Continuamos hasta volver a cruzar el barranco y al poco dejamos el pinar y encontramos el magnífico abetar de la Fuente del Paco, con refugio y fuente. Este lugar es muy rico en especies para el estudioso que sepa diferenciarlas y aparecen durante casi todo el año. También puede llegarse a la Fuente tomando una senda próxima al pueblo, poco antes de cruzar el barranco y que pasando sobre el túnel ferroviario, nos lleva en un agradable paseo de unos 30 minutos a la Fuente, por sentido opuesto al del coche. En este recorrido solo hay un punto de riesgo, que lo causa los desprendimientos de una pequeña barranquera sobre la senda.

Otra bonita excursión a pie podemos hacerla desde Canfranc viejo a Gabardito. Justo frente al parquecillo de la carretera comienza una senda, por la que se accede, bordeando un torrente, a un antiguo vivero forestal muy interesante. Luego se cruza al otro lado del torrente, donde en verano puede tomarse un baño en una poza al pie de una cascada y en unas cuantas lazadas entre musgo y árboles de ribera, ascendemos hasta encontrar una pista bordeada de pinares, que luego se convierten en pastizales con refugios pastoriles, aunque junto al torrente siguen todavía ejemplares de pino negro. Muy distintas son las setas que pueden encontrarse en la ascensión del barranco, de las que nacen en los pinares y pastizales . En otoño las mas buscadas son Cantharellus lutescens o Trompeta amarilla y Boletus edulis y Boletus pinophillus que en esta zona, por influencia francesa, se denominan Cep.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gyromitra gigas                                                                Tremiscus helvelloides

Ya en Canfranc estación (Los Arañones) podemos pasear por cualquier paraje de sus alrededores, bien sea por las sendas con itinerarios que salen cerca de la iglesia, como por las sendas y pistas que cruzando por la presa del embalse quedan por detrás de la estación (antes Estación Internacional , de relevante importancia, que esperamos vuelva otra vez a serlo). Dada la estrechez del valle en este punto, las pendientes de las sendas son continuas y duras, generalmente. También debido a ello y a las pocas horas de luz, el ambiente es húmedo y frío, dado que a pesar de sus 1190 metros de altitud, está próximo a las pistas de esquí de Candanchú y Astún.. En sus paredes casi verticales se mantienen increíblemente erguidos, bosques de abetos y otros árboles caducifolios, que en otoño hacen las delicias de los aficionados a la fotografía con sus variados coloridos.

Además de su espectacular Estación (aunque ruinosa) destacamos el recientemente inaugurado túnel carretero del Somport, el mas largo de Europa. También cabe destacarse, que por el Somport (Sumo Porto) entra en Aragón el Camino de Santiago.

Entre Candanchú y Canfranc hay un topónimo muy ligado a esta afición, Rioseta (con acuartelamiento militar). El río es en realidad el Aragón, que tiene sus fuentes un poco mas arriba.