Influencias

Influencia del tipo de suelo y del clima en el desarrollo de las setas

Conocer el suelo de nuestro territorio es de suma  importancia para la búsqueda de las distintas especies que en él se desarrollan.

La estructura, textura, permeabilidad, composición y sobre todo el pH del suelo, son determinantes en el desarrollo de los hongos. El pH del suelo es un factor muy importante y depende, a grandes rasgos, de dos factores: el tipo de roca de su formación y el clima.

Dos son los tipos de roca que nos interesa conocer: las básicas (pH > 7) y las ácidas (pH < 7). Entre las básicas tenemos las calizas y entre las ácidas las graníticas o areniscas. Normalmente, si una roca es ácida el suelo resultante será ácido; sin embargo si una roca es básica el suelo puede ser básico o ácido. Es aquí donde el clima tiene su importancia, pues en climas muy lluviosos (mas de 1500mm año) a pesar de la basicidad, el suelo podrá ser ácido.



 Los hongos se desarrollan con mayor facilidad en terrenos ricos en materia orgánica, aunque en los arenosos también se dan especies típicas, adaptadas a veces, para asociarse a plantas existentes en ese medio. Otros en cambio están adaptados a vivir en zonas desérticas, humedales encharcados e incluso en zonas incendiadas.

 Las acusadas diferencias de relieve entre la montaña y el llano y su especial configuración topográfica, son las circunstancias que predominan en la determinación del clima en Aragón. . Otra característica es el viento dominante, el cierzo, seco y frío en invierno y fresco en verano que sigue la dirección del Ebro

Los factores que más influyen en el desarrollo de las setas, son la humedad y la temperatura. Para que las esporas germinen es necesaria una humedad relativa alta (para la mayoría de las especies, del 70 %). Esta humedad se da tras las fuertes lluvias, tanto en otoño como en primavera.

También, para la mayoría, la temperatura debe mantenerse entre unos límites suaves (de 10 a 25º C). No obstante hay especies termófilas que salen en verano y otras que soportan las bajas temperaturas invernales.

Conocer bien todos estos factores y los diversos habitat de nuestro territorio, nos ayudará a encontrar mas fácilmente las numerosas especies que los pueblan.