Por los Montes Universales


Muchas son las particularidades de la ruta que vamos a realizar, que la diferencian claramente del resto. Además, en gran parte de su recorrido, no es necesario indicar especialmente zonas de búsqueda de especies; cualquier lugar que permita detener adecuadamente el coche, es válido para iniciar la búsqueda.

Las costumbres de sus habitantes, la forja de sus ventanas y balcones, los tremedales o botiales, los ríos de piedra, el rodeno, sus pinares inundados de jara, otros, la mayoría con un tupido manto de hierba alpina, su altitud, humedad y sus bajísimas temperaturas, la hacen muy especial y rica en especies fúngicas y vegetales.

Vamos a indicar algunos de sus recorridos por la Sierra.

Si en la ruta Zaragoza – Teruel nos desviamos en Sta. Eulalia, pasamos por Pozondón, situado en una extensa paramera con interesantes dolinas y barrancos de rodeno. Al poco llegamos al desvío de Bronchales, por el que accedemos a un pueblo que, desde hace bastante tiempo, es conocido turísticamente y disfrutado en verano por muchos visitantes. Desde su Mirador en la carretera que va a Noguera, tomamos el desvío a la derecha que indica a la zona de acampada Las Corralizas y a la Fuente del Canto 7 Km. La pista es asfaltada y una vez pasada la zona de acampada, entre pinos (Pinus sylvestris) y jara o estepa (Cistus sp.) accedemos a una zona muy boscosa con tremedales o botiales, apta para la búsqueda de una de las especies mas apreciadas en la zona, el Porro o Boletus edulis, aunque rodeado de otras muchas especies como Amanita muscaria (señal de Porro), Coprinus comatus, Gyromitra gigas, Tricholoma equestre, Tricholoma portentosum, etc. A 6 Km. encontramos un desvío hacia la Fuente del Ojuelo, con pista de tierra en buenas condiciones generalmente, en la que además de la zona de fuente, podemos encontrar mas adelante otras dos zonas de recreo con asadores, rodeadas igualmente de pinos alfombrados de lujuriante hierba, tremedales y especies como las citadas y Melanoleucas, Lepistas, Russulas, Gymnopillus, Hypholomas, etc.

                        Amanita muscaria                                                                Hygrophorus latitabundus

Volvemos a la pista asfaltada y nos dirigimos a la Fuente del Canto en unos 2 Km. Es un área de recreo extensa y vallada para que no entre el ganado. Y hablando de ganado, en esta Sierra hay que respetar, por seguridad personal, las zonas valladas donde pacen ganaderías de reses bravas, para evitar accidentes lamentables.. Estamos en el monte del Puerto de Bronchales y siguiendo otros 2 Km., alcanzamos la carretera de Orihuela del Tremedal a Noguera. Toda la zona recorrida desde la fuente es apta para la búsqueda.

Seguimos hacia Noguera y a 2 Km. tomamos el desvío hacia Griegos, con un hábitat y especies similares, hasta que iniciamos la bajada hacia un valle donde se ubica el pueblo, al abrigo de la Muela de San Juan.

De aquí puede llegarse a Guadalaviar, donde puede tomarse la ruta del Alto Tajo, o girar a la izquierda y visitar Villar del Cobo, con majestuosas casonas y rejerias que merece la pena admirar. En estos recorridos puede encontrarse en primavera las apreciadas Morchellas o Cagarrias y también la no menos cotizada Calocybe gambosa o Bujarón, Seta sanjuanera. También en otoño es muy buscado el Lactarius deliciosus , Mizcle o Rebollón, Pleurotus eryngii o Seta de cardo, así como diversos Hygrophorus que llaman Babosos o Llanegas (por influencia de los compradores catalanes).

A la salida encontramos un cruce que nos lleva hacia Frías de Albarracin y nacimiento del río Tajo. Pero seguimos hacia Tramacastilla, a la que llegaremos tras 14 Km. siguiendo un encajonado río Guadalaviar, con cortados rocosos espectaculares y una vegetación de pinos en la cara norte y de roble y carrasca en sus laderas soleadas, hasta lo alto del puerto. Luego ya aparecen la sabina y el pinar en la bajada. Tras pasar el Barranco Hondo, llegamos a un típico lugar de la sierra ,al abrigo de paredes rocosas espectaculares y que tienen su máxima atracción en un desfiladero próximo que llaman Las Cuevas.

Desde Tramacastilla ascendemos el puerto de Noguera entre carrascas y pino silvestre, luego el valle se abre con terrenos de cultivo, hasta que pasado Noguera se sigue ascendiendo entre praderas y pinares, llegando al área de recreo Virgen del Carmen. Desde aquí desciende una pista hacia las gargantas del río Garganta (precisamente).

Seguimos entre rodeno y abundante roble con jara y algo de pinar, que a los 9 Km. de Noguera es atravesado por un Río de piedra, desde donde ya podemos dar vista a la Peña Aguda o del Castillo, a la que llegaremos 1 Km. después. Es este un buen lugar para descansar y tomar un refrigerio, ya que dispone de refugio, mesas y fuente. Además es un lugar idóneo para la búsqueda, ya que hay pradera y roble marojo adehesado de clima mas mediterráneo, donde podemos encontrar otras especies diferentes; Cantharellus cibarius, Clitocybe geotropa, Lactarius chrysorrheus, Lactarius piperatus, Lepistas, Agaricus, Ramarias, etc. y admirar el paisaje tan sorprendente que rodea a esa gran mole de roca volcánica resistente a la erosión, que es la Peña del Castillo.

             Peña del Castillo                                                   Boletus pinophilus  (Porro)

Continuamos entre pino silvestre o albar y jara, atravesados por ríos de piedra durante 3 Km. hasta la cima del Puerto de Orihuela a 1750 m. de altitud, donde hay extensas praderas y  pinar, en zona adecuada para localizar en primavera diversas Morchellas, Gyromitras, Melanoleucas y otras en el pinar. En pradera Calocybe gambosa y  Marasmius, etc. y en otoño Boletus edulis, Boletus pinophilus, Cantharellus xanthopus y otras muchas especies, comestibles y tóxicas.

Continuamos en dirección a Orihuela, pasando por un campamento juvenil de la D.G.A. y por donde hemos cruzado antes en nuestro recorrido. En la bajada a la derecha, una pista da acceso a la zona de recreo de la Fuente de las Vacas, con espacio vallado y rodeado por un río de piedra y botiales o tremedales, que merecen una observación; además de ser un buen lugar de prospección.


Tricholoma equestre

Todavía podemos andar alguna otra zona hasta llegar a Orihuela que dista 21 Km.

En Orihuela puede admirarse en toda su plenitud cantidad de casas típicas señoriales, con impresionantes rejerias y balconadas, de lo que es un ejemplo el Ayuntamiento. Es un lugar elegido de siempre por veraneantes, por lo que dispone de adecuados establecimientos hosteleros y servicios. Pero sin duda la estrella es la ermita de la Virgen del Tremedal, enclavada en lo alto de la Sierra sobre un espectacular roquedo, a 5 Km. de carretera asfaltada.

Su visita nos permitirá efectuar un excelente recorrido micológico, ya que a lo largo de la carretera dispone de lugares idóneos para la búsqueda. Además, en su ascensión vamos a poder conocer las Fuentes de los Pradejones y de la Canaleja, lugares idóneos para ello, la Residencia Padre Polanco, admirar a placer el Río de piedra que atraviesa la carretera repetidamente, así como la panorámica que se divisa desde la ermita y observar, incrédulos, como crecen los enormes pinos silvestres entre las grietas del roquedo, que le sirven de apoyo.

Hay muchas mas pistas en buen estado para circular con coche, que se pueden recorrer partiendo de Orihuela, siendo este un indudable atractivo para los aficionados. Sobre todo si tenemos en cuenta que estos bosques no están sobre terreno abrupto y permiten pasear cómodamente por ellos a todo tipo de personas, eso si, con el peligro de perderse como a veces sucede, al no conocer bien el terreno y carecer de referencias claras, en sus extensos pinares.